20 Gener 2012

Per Eva Llach

Laboratorios al poder

Mi nombre es Eva LLach y soy médico especialista via MIR en medicina familiar y comunitaria. He trabajado más de seis años en un ambulatorio de la sanidad pública y me fui de allí para poder hacer lo que siempre me había gustado: hacer de MÉDICO. Ahora ejerzo  la medicina a través de todas las terapias que sé, desde  las medicinas alternativas, fundamentalmente, hasta la medicina convencional si es estrictamente necesario, que a veces lo es.

Para mi la medicina convencional salva vidas, y en algunos procesos agudos es fundamental utilizarla para poder avanzar, pero tengo muchísimas dudas de su utilidad en  patología crónica. Todos los fármacos tienen mil estudios detrás que certifican que quitan el síntoma, y así es, pero decidme qué antiinflamatorio cura una artritis, qué antimigrañoso cura una migraña, qué inmunosupresor cura una enfermedad autoinmune, qué antidepresivo cura una depresión…..pues ninguno. Lo único que hacen es cronificar la enfermedad y dejar al enfermo enganchado a un fármaco de por vida, como enfermedad pero sin síntoma, y encima, con todos los efectos secundarios que hay detrás de cada uno de ellos… Decidme vosotros laboratorios con estudios a doble ciego, ¿qué fármaco cura una enfermedad crónica? Porque sinceramente creo que la etiqueta de enfermedad crónica se empezó a utilizar en el momento que empezaron a comercializarse los fármacos para paliar síntomas.

Con mi experiencia y también la de mis compañeros terapeutas (médicos o no), veo pacientes migrañosos que pasan de tomar 3 antimigrañosos a la semana a tomar uno cada 6 meses, a enfermos  con patología autoinmune que no tienen brotes durante años, y no necesitan recurrir a fármacos crónicos, a personas con insomnio enganchados a benzodiacepinas , que dejan de tomarlas y consiguen dormir….porque la medicina alternativa lo único que intenta es restaurar el equilibrio perdido, sin tratar el síntoma pero si al enfermo.

Pero ¿a que laboratorio le interesa esto?

¿Cómo pueden poner en duda la medicina tradicional china? Una medicina de más de 2000 años de antigüedad, que se utiliza en hospitales hasta hoy con la misma importancia que la medicina  convencional. Quién hace estudios a doble ciegos de la acupuntura si la experiencia habla por si misma…. Los únicos que se atreven ¡son los laboratorios!

Que se dediquen a estudiar la efectividad de sus fármacos  en la cura de la enfermedad  y no del síntoma, y dejen de atacar a unas alternativas terapéuticas a la que sólo le interesa el enfermo y no el dinero que puede sacarse de él.

 

Dra. Eva Llach