26 Juny 2015

Per Eva Llach

¿Qué es la Terapia Neural?

La Terapia Neural trabaja sobre el Sistema  Nervioso Vegetativo, así que primero tengo que explicar en qué consiste este sistema. Para entender el Sistema Nervioso Vegetativo hay que imaginar un circuito eléctrico muy parecido a una tela de araña que recubre vasos, órganos, membranas, fascias…es decir , un telar que recubre prácticamente todos los tejidos de nuestro organismo. Por este circuito circula lo que llamamos el impulso nervioso, como si fuera una luz que se mueve constantemente de arriba a abajo, de dentro a afuera, de un lado a otro, o sea, en todas las direcciones. Es esa luz que va del pie al corazón cuando nos hacen cosquillas en la planta y el corazón inmediatamente se acelera como respuesta al cosquilleo. Es como una lluvia de estrellas constante que se mueve por la tela de araña.

Pues bien a lo largo de la vida, el circuito, la tela de araña, se deshilacha debido a los procesos que uno va sufriendo como parte de la evolución, ya sean golpes, cicatrices, infecciones de repetición (amigdalitis, bronquitis, sinusitis, etc.) ,incluso la ingesta de medicamentos (antinflamatorios, corticoides, antibióticos, etc.).

Hay muchos motivos que pueden deshilachar la tela de araña y crear zonas donde el impulso nervioso o la luz no circula igual de bien como normalmente, son zonas del Sistema Nervioso Vegetativo irritadas, que llamamos campos interferentes.

El campo interferente es, pues,  la zona del circuito que no funciona con normalidad, que conducen la luz con dificultad. El campo interferente es consecuencia de procesos sufridos que han dejado cierta memoria (curados pero no sanados) o procesos que se sufren en el presente.

El campo interferente puede dar síntomas locales (como por ejemplo una cicatriz de apendicetomía  interferir en  un colon irritable) o síntomas a distancia (por ejemplo  amigdalitis de repetición en la infancia dar un dolor cervical crónico en la edad adulta).

Ejemplos hay como cantidad de personas, algunos de ellos podrían ser un proceso dental (endodoncias, implantes, cicatriz muela del juicio…) como campo interferente de un dolor en hombro; malas digestiones como campo interferente en dolores lumbares;  procesos ginecológicos  como campo interferente de migrañas, etc.

El objetivo de la terapia neural es quitar la irritación de los circuitos, reparar la tela de araña, sanando, y conseguir que la luz fluya con normalidad, desapareciendo así  la sintomatología.

Así que es una terapia útil para cualquier tipo de proceso como: dolores osteomusculares i tendinosos de cualquier tipo, enfermedades autoinmunes, procesos ginecológicos, prostáticos, malas digestiones, asma, etc…

Es una terapia que restaura tu propio organismo, a mi me encanta.