21 Marzo 2019

Para Carla Martinez

Los antioxidantes y la salud celular

Son muchos los estudios que han demostrado que determinados alimentos naturales como las hortalizas, los vegetales, las frutas, las algas y las plantas medicinales, entre otras, poseen una elevada cantidad de sustancias que proporcionan una actividad antioxidante que podría prevenir e incluso tratar las diferentes enfermedades con mayor prevalencia en el mundo occidental: diabetes, hipertensión, cáncer y enfermedades cardiovasculares, todas ellas causadas, principalmente, por un exceso de estrés oxidativo que daña las células y favorece un estado proinflamatorio del organismo.

Este estrés oxidativo aparece como consecuencia de un desequilibrio en los niveles de agentes oxidantes y los niveles de agentes antioxidantes. Los primeros, son producidos a partir de factores externos como la contaminación ambiental, los productos procesados que ingerimos, el estrés físico y emocional, etc., mientras que los segundos se introducen en nuestro organismo a partir de alimentos reales como los que se han mencionado previamente: vegetales, frutas, algas, etc.

Gran parte de los beneficios ofrecidos por estos alimentos de origen vegetal se debe a su contenido en fitoquímicos, metabolitos secundarios sintetizados por las plantas y distribuidos ampliamente en más de 5.000 alimentos y bebidas, ejerciendo un papel importante en su color, sabor y aroma. A pesar de tratarse de compuestos no nutritivos, una vez son ingeridos a través de la alimentación, son digeridos y absorbidos como cualquier otro nutriente y otorgan a nuestro organismo propiedades antiinflamatorias, anti-proliferativas, anti-carcinogénicas y antimicrobianas, favoreciendo el estado de salud de quien las consume.

Que en la alimentación diaria estén presentes estos alimentos es, pues, una fabulosa estrategia de prevención en términos de salud y bienestar.

Existen varias maneras de incorporar más alimentos vegetales en la dieta y, ahora que se acerca la primavera, con ella llegan muchísimas más variedades de alimentos repletos de color que van a darle vida a nuestros platos pero sobre todo a nuestras células.

Además, con el cambio de estación, se nos presenta una gran oportunidad para nutrir a nuestro hígado, el órgano maestro que se encarga de multitud de procesos metabólicos y el director de orquesta en la detoxificación de nuestro organismo.

Una alimentación saludable, una correcta gestión del estrés, un buen descanso, una óptima hidratación, etc., son puntos clave para asegurar una buena salud hepática y hoy queremos dejaros un par de recetas con un gran contenido en antioxidantes para cuidarte desde dentro, promoviendo la regeneración celular y aprovechando esta transición estacional que nos acompaña.

 

Zumos verdes

  • Perejil, pepino, brócoli, manzana y lima: un zumo que ayudará a mantener huesos y dientes fuertes. Si, además, te expones al sol a diario para aumentar la síntesis de vitamina D, mejorarás la absorción del calcio presente en esta combinación de vegetales.
  • Espinacas, hinojo, pepino, manzana, alga espirulina y lima: un zumo ideal para permitir una correcta hidratación y regeneración de tejidos después de la práctica de ejercicio físico.
  • Pepino, remolacha, limón y jengibre: un zumo que promoverá la formación de neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo, y es que ¡la salud emocional es tan importante como la salud física!

Espaguetis de calabacín con pesto de nueces

espaguetis de calabacín

Ingredientes

1 calabacín mediano

Tomatitos cherry

Hojas de rúcula y albahaca

Almendras o nueces crudas

Aceite de oliva virgen extra

Elaboración “espaguetis”: Hacer tiras con un calabacín mediano (con un utensilio especial o bien un pelador de patatas), escaldar 30-45 segundos y añadir rúcula, tomate seco y el pesto casero

Para el pesto: 80 g de nueces o almendras crudas, muchas hojas de rúcula o albahaca fresca, 1 diente de ajo, 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra, una pizca de sal, agua a ojo (ir añadiendo hasta conseguir la textura deseada).

Elaboración: Colocar todo en un recipiente y batir. Ir añadiendo agua hasta conseguir la textura deseada. Servir los espaguetis sobre una base de hojas de rúcula y tirar por encima el pesto.

 

 

Humus de remolacha con vegetales

humus de remolacha

Ingredientes (2 personas)

200 g de garbanzos cocidos

1 remolacha pequeña

1 diente de ajo

Aceite de oliva virgen extra

Chorrito de zumo de limón

Pimentón de la vera

Pizca de sal y pimienta negra

Vegetales crudos al gusto (endivia, zanahoria, pepino, apio, pimiento rojo…)

 Elaboración

Remojar los garbanzos durante toda la noche y cocerlos con un trozo de alga Kombu y laurel (2h de cocción aproximadamente). Si no, también se pueden comprar los garbanzos ya cocidos.

Triturar todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea

Cortar los vegetales

Servir colocando los vegetales alrededor del humus