26 Marzo 2018

Para Anna Delatte

El espejo y los grupos

Ahora que la sala del espejo de Cos va tomando forma gracias a vuestras aportaciones (gracias, gracias y más gracias!) y al inestimable empujón que supone la multiplicación por dos de #conjuntamente, os queremos explicar que más haremos en esta maravillosa sala!

La sala del espejo acogerá también los grupos terapéuticos que ofrecemos en Cos. Hay dos, La Caja y El Refugio, que no tienen coste por las personas que participan. Una vez superado el importe mínimo que pedimos, el dinero que consigamos de más hasta llegar al óptimo irá destinados a estos grupos, que os explicamos a continuación.

La Caja es un grupo terapéutico multifamiliar dirigido a personas que han vivido abusos en la infancia, y tiene como hilo conductor los abusos sexuales infantiles vividos y las alteraciones de los roles familiares consecuentes. El grupo busca ser un espacio de transformación de la vivencia y de resiliencia y se enmarca dentro del proyecto Abrimos la caja, que tiene que posibilitar que las vivencias de estas personas se conviertan en una herramienta de prevención para futuros abusos sexuales en la infancia.
La necesidad de crear este grupo surgió del equipo de fisioterapeutas especializadas en suelo pélvico, puesto que, a menudo, el trauma toma fuerza y se revive durante el embarazo. Así, durante el trabajo previo o posterior al parto han detectado síntomas que son consecuencia directa de los abusos sufridos en la infancia y a menudo silenciados desde entonces.
Actualmente, el grupo lo forman una decena de participantes entre personas que han vivido el abuso y familiares que han convivido, también, con este abuso. El grupo está coordinado y supervisado por terapeutas especializadas. Las sesiones son semanales y de una hora y media de duración, se iniciaron el pasado mes de octubre y se mantendrán durante todo el curso lectivo.

El Refugio es un grupo terapéutico dirigido a personas voluntarias en la ayuda a personas refugiadas. Las personas que trabajan en la ayuda a personas refugiadas se suelen sentir desarraigadas cuando vuelven a su entorno, con dificultad para procesar aquello vivido o relatado y para retomar su vida cotidiana. Proveer de apoyo y ayudar a retomar la propia vida, así como encajar el voluntariado es el objetivo del Refugio.
Este grupo nació fruto de dos necesidades: la nuestra como equipo de hacer algo respecto de la crisis de refugiados más grave desde la Segunda Guerra Mundial y la explicitada en el espacio de terapia individual por parte de personas usuarias de Cos. Así, se decidió ponerlo en marcha con la idea de cuidar a quien cuida.
El Refugio es un grupo semi-abierto (se quiere ofrecer la máxima flexibilidad a las personas voluntarias que van y vienen), compuesto por unas 10-14 personas, y que se encontrará quincenalmente en sesiones de una hora y cuarto a lo largo del curso. El grupo se inició el octubre de 2017, con una muy buena acogida pero poca difusión; dados los viajes y compromisos de las persones participantes, no podíamos garantizar un número mínimo de participantes en las sesiones. Por eso se decidió suspender el grupo hasta el curso próximo, con el objetivo de hacer una difusión más extensa y ensanchar el círculo de personas voluntarias participantes para garantizar los objetivos del Refugio. Una vez el grupo reinicie, queremos que sea un espacio de apoyo y cuidado estable para las personas voluntarias en la ayuda a personas refugiadas.

Nos ayudas a hacerlo posible?