6 Junio 2019

Para

Inseminación artificial. De confianza, segura y ética

Con la activación del servicio de inseminación artificial en Cos, cerramos el círculo de acompañamiento a la salud de la mujer. Hace ya más de medioño integramos el servicio de ginecología, acompañando la salud de la mujer de manera integrativa y con las diferentes miradas de los profesionales de nuestro centro.

Ahora, para facilitar el poder quedarse embarazada, ponemos al alcence de todo el mundo la inseminación artificial y lo hacemos de la mano de la Dra. Pilar Roca, nuestra ginecóloga, que con más de 20 años de esperiencia en el terreno de la reproducción asistida, es la persona que acompañará todo el proceso.

 

La inseminación

A lo largo del proceso de inseminación facilitamos a la mujer y a su pareja, en caso de que tenga, toda la información necesaria para resolver las dudas e inquietudes que puedan ir surgiendo. Durante la primera visita se realiza una historia personal minuciosa y pediremos pruebas diagnósticas de la capacidad reproductiva según necesidades, como por ejemplo analíticas hormonales, grupo sanguíneo, citología de cuello uterino y ecografía ginecológica.

La inseminación tiene lugar en un ambiente agradable y próximo donde no hay cabida para la prisa. El semen del donante proviene del banco del CIRH de Barcelona, referente en este terreno.

 

La inseminación desde una mirada integrativa

En el proceso de inseminación se evalúa constantemente el estado anímico y funcional de la mujer y se valora la necesidad de ser acompañada por otros terapeutas que forman parte del equipo multidisciplinario que trabajan en el marco de la medicina integrativa de Cos. Así, desde el momento en que iniciamos el acompañamiento podemos activar ya un trabajo para iniciar la estimulación del suelo pélvico y la mejora de la circulación de toda la zona de la pelvis. Esto se hará al mismo tiempo que realizamos las pruebas necesarias para establecer el diagnóstico que nos ayude a averiguar el porqué de la dificultad en la fecundación.

  • La fisioterapia del suelo pélvico es una buena herramienta para mejorar la fertilidad puesto que valora pequeñas disfunciones que muy a menudo no son detectadas durante las pruebas complementarias como por ejemplo tensiones entre vísceras pélvicas, rigidez del cuello del útero, bloqueos articulares, presión abdominal elevada, aumento de tono del suelo pélvico que dificulta la penetración, etc. Un trabajo dirigido a esta zona ayuda a mejorar la movilidad visceral, el tono muscular, la vascularización y, como consecuencia, mejora la fertilidad. Este trabajo está indicado tanto en caso de embarazo natural como en caso de inseminación artificial.
  • El proceso de inseminación también puede ser acompañado con un trabajo desde la Medicina Tradicional China que nos ayude a equilibrar el organismo, haciendo uso de la acupuntura y de la fitoterapia principalmente pero también de la moxibusitó y de la dieta. En concreto se trata de mejorar la circulación sanguínea (y energética) en la zona para conseguir una mayor irrigación y por lo tanto una mayor flexibilidad de los órganos, lo cual facilitará el movimiento y estimulará la función hormonal. Se trata, en definitiva, y cuando trabajamos con la mujer, de optimizar la capacidad reproductiva y, aunque es evidente que si hay una baja producción ovárica no podemos cambiarla, sí que podemos mejorar la temperatura basal, el tejido endometrio y el ambiente donde el óvulo fecundado será acogido.
  • Con la osteopatía, el abordaje suele ir orientado a liberar las tensiones fasciales y viscerales de la zona pélvica de la persona, hombre o mujer, tanto del aparato locomotor como de los órganos internos, evidentemente y especialmente la zona de útero-ovarios-trompas. También se explora la situación de estrés y se intenta reducir con maniobras de relajación del sistema nervioso.
  • Con la Terapia Neural conseguimos reequilibrar el cuerpo a través de la infiltración de procaína en el sistema nervioso y tener un efecto anti-edat con la mejora de la circulación, oxigenación y reparación de los tejidos.
  • El acompañamiento psicológico es, a veces, necesario en este proceso donde se mezcla el deseo de ser madre con la salud y la ilusión con el miedo. Somos hijos e hijas de una sociedad que vive con mucho de estrés, lo cual dificulta el embarazo de una manera marcada.

 

Inseminación ética y dentro del marco de la economía social y solidaria

La pregunta y el reto que nos planteamos cuando ponemos encima de la mesa el nuevo servicio de inseminación artificial es evidente: ¿cómo podemos acompañar la fertilidad desde el modelo clínico de medicina integrativa con el cual trabajamos y desde el modelo ético que se desprende de nuestra cooperativa y de la economía social y solidaria? ¿Cómo acompañarla sin convertirla en objeto y fuente exclusiva de lucro? ¿Como poner las mujeres en el centro de este proceso?

Desde Cos queremos que la mujer que recibe una inseminación, con o sin pareja, reciba una atención adecuada, segura y próxima, garantizando un acompañamiento próximo y respetuoso con todos sus procesos. Y además, queremos hacerlo a precios y dentro del marco de la economía social y solidaria.

Entendemos que en el proceso para quedarse embarazada intervienen muchos factores, algunos con los cuales podemos trabajar y otros de más estructurales que de momento solo podemos señalar y poner de manifiesto. Y conscientes de esta multifactorialitat, ponemos en marcha todo el equipo para acompañarla a todos los niveles: el físico, el emocional y el energético. Sin olvidar, en ningún momento la naturaleza social de nuestra organización.

 

Para más información o para pedir cita escríbenos ahora a correu@cos.coop o llámanos al 931 650 770