Orit Kruglanski

Método Bates

Tenia 8 años cuando me pusieron gafas. Me acuerdo de aquella época: no me sentía bien en el colegio, entre la gente, quería esconderme, estar sola y tranquila. Me dieron las gafas y me dijeron que, si no las llevaba, mi vista empeoraría. Me las ponía siempre y mi vista empeoró.

De una dioptria llegué a ocho, sin saber que la vista también puede mejorar. Años después, estudiando y trabajando con una osteopata-curandera, descubrí que el cuerpo tiene una capacidad increible para sanarse… ¿y los ojos? Buscando, encontré el método Bates de visión natural y decidí dejar de utilizar las gafas. Descubrí, por el camino, que mi momento de malestar de la infancia era la causa de mi defecto visual, y que mejorando la vista también mejoraría mi relación con el mundo.

Ahora trabajo con niños y con adultos para ayudarles a mejorar la vista (¡siempre estamos a tiempo para mejorarla!), bajar las tensiones mentales y físicas relacionadas con la vista (dolor de cabeza, dolor de cuello, dolor de espalda…). Enseño los buenos hábitos de la vista natural y hago sesiones de terapia manual enfocadas en la vista. Estoy contenta de trabajar en un equipo multidisciplinario, porque la vista es parte de la salud en general, y el trabajo de muchos otras disciplinas (en la postura, tensiones musculares, emociones, problemas orgánicos etc) ayuda a mejorar la vista y se beneficia de sus mejoras.

Más información

“El grupo es una fuente inmensa de aprendizaje. Es imposible no verme reflejada, porque me obliga constantemente a encararme conmigo misma.
El grupo me acompaña allá donde voy y me ayuda a darme cuenta que no estoy sola.”
Elisenda Flo
“Agradecida y feliz de haber vivido y compartido este espacio de cuidado, aprendizaje y dedicación a las barrigas que van creciendo, al vaivén emocional y este ir asumiendo que somos mamas, papas, acompañantes, personas cercanas a estas vidas nuevas que se van haciendo un lugar cada vez más importante.”
Eugènia Boada
“He tenido asma desde los 7 años. Con Eva (medicina general), Anna (psicología) y Enric (medicina tradicional china), hemos hecho un trabajo integral brutal para aprender a gestionarlo. Muy sutil y personalizada. En poco tiempo, mi asma ha bajado a un nivel increíble! He dejado de tomar corticoides y gestiono el síntoma con más facilidad, conciencia y autonomía.”
Un equipo multidisciplinar a tu servicio