Masaje, quiromasaje y drenaje linfático

Masaje, quiromasaje y drenaje linfático

Cualquier técnica manual de las que trabajamos puede servir de apoyo para el óptimo desarrollo del embarazo.

La que más recomendamos es la reflexología podal, puesto que puede ayudar a generar una activación circulatoria general, con una periodicidad mensual o bimensual.

El drenaje linfático aporta un plus de velocidad en la gestión de la linfa (sustancia paralela a la circulación de la sangre especializada en recoger sustancias que la vena no puede gestionar). A diferencia de la sangre, que tiene el corazón como motor, la linfa es movida por el ejercicio y otros movimientos más sutiles, pero no tiene motor.

En cuanto al quiromasaje se puede iniciar con un masaje de piernas que estimule la circulación y acabar con un drenaje linfático de la zona tratada. El quiromasaje, junto con la reflexología podal y manual nos puede servir en caso de tensión de la zona lumbar cuando el embarazo ya está avanzado.

 

Xavi Muñoz

Xavi Muñoz

Reflexología, masaje, drenaje linfático

Más información

Más información

Más información