30 Marzo 2017

Para

Los beneficios del silencio y del mindfulness

Silencio en medio del ruido.
Mindfulness en medio de la complejidad cotidiana.
Vivimos en un mundo confuso, las coordenadas que teníamos antes ya no nos sirven, la incertidumbre se ha convertido en una compañera constante. No sabemos cómo será el mañana y el día a día es una vorágine de estímulos de todo tipo. La complejidad que habitamos se compone de múltiples experiencias: momentos con nuestra familia y amigos, agradables y menos agradables; momentos laborales conflictivos y también apasionantes cuando no aburridos; obligaciones cotidianas, facturas, tareas domésticas, papeles que ordenar; fiestas, sonrisas y ratos de sofá….y todo esto a menudo en medio del estrés, la prisa y el ruido, mucho ruido.

Y ante esta realidad debemos parar y escucharnos para así poder sentir los beneficios del silencio y del mindfulness.

 

Tomar consciencia

Escucharnos a nosotros mismos en medio de esa complejidad se ha convertido en un asunto urgente e importante para muchos. Tomar conciencia de cómo está nuestro cuerpo, cómo está nuestra mente, cómo están nuestras relaciones y de si estamos viviendo la vida que queremos vivir se presenta como una de las nuevas revoluciones. La revolución silenciosa. Muchas personas están optando por aprender a escucharse para así poder responsabilizarse de su propia vida y caminar con más coherencia y sentido en su cotidianeidad.

Aprendizaje del silencio, entrenamiento del mindfulness

El aprendizaje del silencio es un proceso, no estamos acostumbrados, aunque todos tenemos esa capacidad: la capacidad de parar, callar y así escuchar, escucharnos, de mirarnos con compasión y con cariño, de elegir lo que nos hace bien y hace bien a los demás, de descansar en nosotros mismos.
Una de las formas de practicar el silencio es el entrenamiento en Mindfulness. Consiste en entrenar la capacidad que tenemos todos de prestar atención, al momento presente y sin juzgar. Todo esto con una actitud amable hacia nosotros mismos. Aprender a estar presente, con lo que hay, no con lo que nos gustaría que fuera, nos permite aumentar nuestra capacidad de elección y de regular nuestras emociones. Responder en lugar de reaccionar aumenta nuestro grado de libertad personal y nos permite tomar decisiones más adecuadas para nosotros y lo que nos rodea.
Aprender a estar presente con nosotros, con nuestros hijos, nuestra familia, nuestros amigos, nuestro trabajo, aprender a estar presente en nuestra vida es sólo cuestión de empezar. Es cuestión de Mindfulness.

 

 

En Cos encontrarás diferentes propuestas de Mindfulness: