30 Julio 2019

Para Mireia Bosch Mateu

Tengo dos madres: acompañar el embarazo en famílias LGTBI*

Hace pocos días hemos sabido que, desde el Ayuntamiento de Barcelona, nos han otorgado una subvención para acompañar el embarazo y crianza de personas y familias LGTBI*.

Lo que queremos con el proyecto que presentamos es poner nombre y atención a algo que ya existe y estamos haciendo: acoger y acompañar personas y familias LGTBI* en sus maternidades y paternidades.

El proyecto tiene principalmente dos patas.

  • Por un lado, poner todavía más fácil el acceso al curso de embarazo y crianza. Es decir, poder ofrecer precios más asequibles o la gratuidad en el supuesto de que a la persona o la familia se le hagadifícil asumir el coste total del curso.
  • De la otra, participar de la red existente y aprender de otras entidades, asociaciones y organismos que trabajan y apoyan a las personas y las familias LGTBI* en sus maternidades y paternidades.

 
Maternidades subversivas: ser madre o padre fuera de la norma
A raíz de nuestra práctica de acompañamiento al colectivo LGTBI* nos damos cuenta que las maternidades/paternidades no normativas (parejas homosexuales, embarazos trans, etc.) se encuentran con varias trabas y dificultades (administrativas, sociales, médicas… también linguísticas y de categorización) a la hora de hacer frente a su deseo y proceso. Es por eso que vemos altamente necesario no solo generar discursos que nos permitan reflexionar y abordar estas realidades (para entender la maternidad de manera más diversa y no normativa, más allá de las construcciones sociales de género), sino también generar prácticas reales de acompañamiento a estos procesos.

Y es en este último aspecto donde sentimos que en Cos podemos andar para seguir aportando nuestros conocimientos y prácticas en materia de embarazo y crianza, adaptándolos a esta realidad que estamos decididas a no obviar y a reivindicar. Dispuestas a nutrirnos de las aportaciones de aquellas que hace tiempos que abordan el tema, y dispuestas, también, a transformar una práctica que demasiado a menudo se ve encasillada por el pensamiento heteropatriarcal y normativo.