1 Marzo 2018

Para Eva Llach

Medicina integrativa

Nuestro organismo es un Universo, en gran parte desconocido, y para poder objetivar los diferentes procesos, tanto fisiológicos como patológicos ha sido necesario limitar el campo visual sobre el que se quiere estudiar. Es por ello que en las últimas décadas la ciencia ha tenido la necesidad de especializarse para mejorar el conocimiento del TODO. Esta especialización ha sido y es fundamental para avanzar en el terreno científico, y consecuentemente avanzar en el conocimiento en el campo de la Medicina.

De esta manera, hemos ido obteniendo mucha información separada por partes, creando las diferentes especialidades médicas, absolutamente útiles y necesarias en el conocimiento del Ser Humano. Pero sin darnos cuenta y progresivamente hemos ido perdiendo la visión general, la globalidad del organismo en cuanto a salud se refiere, quedando limitada nuestra mirada sobre las partes sin tener en cuenta el TODO.

La palabra Integrar me lleva a pensar. Integrar como constituir un todo, integrar como completar, integrar como formar parte. En definitiva, indica algo constructivo, sumativo. Palabras que implican crecimiento.

Entiendo la Medicina integrativa como aquella que visualiza o diagnostica al ser humano con la suma del conocimiento por partes del organismo, de factores ambientales, emocionales, espirituales y energéticos. Es aquélla que, además, utiliza todas las herramientas terapéuticas necesarias, occidentales, orientales, innovadoras y ancestrales para devolver el equilibrio al organismo.

Desde mi punto de vista la Medicina integrativa es la que no queda limitada en el plano físico exclusivamente a la hora de diagnosticar y tratar a la persona, sino que contempla al individuo como un todo, que forma parte de un Sistema donde factores ambientales, energéticos, espirituales, y emocionales intervienen en el estado de salud del individuo.

En la actualidad se escribe mucho sobre Medicina integrativa, como en este propio texto, y todavía leo muy diversas opiniones sobre el tema. Deseo que en un futuro muy próximo dejemos de necesitar poner el apellido de “integrativa” cuando hablemos de Medicina, entendiendo que uno está incluido en el otro.