8 Enero 2014

Para Xavi Muñoz

Mejora tu vista... ¡A cualquier edad!

Estamos tan acostumbrados a los problemas de la vista, que nos parece natural tenerlos. Aceptamos los problemas visuales como inevitables, y las soluciones ofrecidas por las ópticas como satisfactorias.

Pero, ¿qué son los problemas visuales? ¿Porque deja un órgano de funcionar correctamente? El óptico te dice que tienes el ojo alargado, chato, o alguna otra deformación, y que es genético, o simplemente te ha tocado. Pero, si es genético, o orgánico ¿como es posible que haya aumentado el porcentaje de problemas visuales en la población?

Las disciplinas de visión natural proponen otra explicación: los ojos fallan por causa de tensiones musculares y mentales. Estas tensiones se cronifican con el uso de gafas o lentillas, que nos hacen olvidar los buenos hábitos de la vista. De la misma manera que caminando durante años con una muleta, olvidarías el buen uso de tus piernas.

¡Estas son buenas noticias! Si has olvidado como ver bien, solo hace falta recordarlo. Los buenos hábitos visuales son tan simples como relajarte, respirar, parpadear y mover la mirada. Minimiza el uso de las gafas. hasta los ópticos reconocen que disminuyendo el uso de las gafas, la vista mejora. Los defectos visuales no son genéticos, pero si son aprendidos. Si tu mirada es tensa, es posible que tus hijos aprendan a usar sus ojos con tensión.
Se puede mejorar la vista a cualquier edad. Y no solo la vista… los ojos son parte del sistema motor, y los problemas visuales están estrechamente relacionado con dolores de espalda, tensiones en el cuello y en los hombros, dolores de cabeza y más.

Los ojos son una puerta de interacción con el mundo, a través de ellas percibimos lo que esta fuera y expresamos nuestro mundo interior. Los beneficios de sanarlos tocan nuestra manera de relacionarnos con nosotros mismos y con lo que nos rodea, y van mucho más allá que la capacidad funcional de ver nítidamente una letra desde una distancia determinada.