30 Abril 2019

Para Mireia Bosch Mateu

La cuota solidaria, herramienta para garantizar el acceso a la medicina integrativa

Hay una cara de Cos que a veces puede quedar tapada por la parte clínica, quizás menos presente pero que hace que nuestra propuesta médica sea única. Nos referimos a la parte social.

En Cos no encontraréis solo medicina integrativa, sino que encontraréis una manera de hacer cooperativa, fruto de enmarcarnos en las prácticas de la economía social y solidaria.

A menudo explicamos que nuestra voluntad no es la de sustituir un sistema sanitario público del cual nos podemos mostrar orgullosas y que tenemos que defender, sino más bien complementarlo y avanzar hacia un modelo capaz de incluir diferentes miradas y terapias y de contemplar a la persona en todos sus ámbitos (físico, emocional, mental, energético, etc.).

Se trata, pues, de ofrecer un servicio lo más accesible posible y de poner al alcance de todos los bolsillos nuestra propuesta de medicina integrativa. Cuando hablamos de no hacer de la salud un negocio nos referimos a esto y también al hecho de ofrecer todas las facilidades posibles para garantizar que aquellas que lo necesiten puedan realizar un proceso con nosotros.

En este sentido, desde los inicios de Cos, disponemos a fórmula de la Cuota solidaria, un tipo de cuota que permite mutualitzar el servicio y, siguiendo el principio de solidaridad, entre todas las socias cubrir el coste del servicio cuando hay casos en que este coste no es asumible por la persona usuaria. El objetivo es no dejar a nadie fuera por razones económicas, la fórmula para hacerlo es absorber el coste entre toda la base social del proyecto. La cuota solidaria contempla la exención del pago de la cuota mensual o del coste de la visita (que se paga al precio simbólico de 5 euros); se establece por un periodo de tiempo limitado y se revisa periódicamente.

Otra manera de garantizar el acceso a nuestros servicios a todas las personas es mediante el intercambio y facilitar así, el “pago” el servicio por otras vías que no pasen por la monetaria (con el intercambio de servicios, por ejemplo, que desde Cos necesitaríamos contratar al exterior).

Desde que el sistema de cuota solidaria funciona, de media, tenemos unas 15 cuotas anuales. Actualmente estamos dando servicio a 8 personas que están en cuota solidaria, y a 4 personas más con las cuales hemos acordado un intercambio.

¡Gracias a toda la base societaria por hacerlo posible!